Nórdico


Este estilo escandinavo la paleta de colores está muy definida, encabezada por los colores blancos, grises, beiges y tonos apagados, y matizada por unos contrastes suaves.